BLOQUE NEGRO ESTAMPADOS

Serigrafía en poleras

En la serigrafía textil existen diferentes tintas según sus solventes: plásticas, base al agua y oleográficas entre otras. La tinta que se utilice se determina principalmente por la adherencia a la superficie que se necesite y también por su acabado o aspecto final. Las pinturas plásticas se hicieron populares en los años 80/90 porque mejor adherencia y flexibilidad que otras tintas sobre las telas acrílicas o poliéster que comenzaron a utilizarse en las camisetas deportivas de aquellos años, solucionando muchos quebraderos de cabeza. Hoy los estampadores utilizan plastisoles para todo tipo de estampados, sin importar la tela. Han ganado mucha popularidad porque es más facil conseguir buenos resultados y las nuevas camadas de estampadores han aprendido con ella y además porque tiene ciertas ventajas para el estampador: la pintura no se seca al aire, por lo tanto las matrices duran mucho más y al ser mas espesa es más fácil conseguir bordes bien definidos.

El plastisol, la única pintura que consiguió doblegar la tela de satín de las camisetas de fútbol

Una de sus desventajas es que finalmente para secarse y fijarse a la prenda es necesario aplicar calor directo con plancha estampadora lo que le otorga el acabado final: Un estampado de aspecto uniforme, color liso, de cierta rigidez en las zonas mas extensas de estampado y levemente brillante.

La tinta textil de base al agua es la más antigua de todas ya que trabaja idealmente sobre superficies de algodón o de fibras similares (opacas). Se pueden encontrar en variantes translúcidas para telas claras y en tipo cubrientes para telas oscuras. Tienen buena adherencia sobre las poleras 100% algodón y se caracterizan por su aspecto opaco, el color tiene matices, no es uniforme y es muy flexible al tacto. Con el paso del tiempo las tintas en poleras claras se mantienen intactas sin desgaste notorio, en cambio en las poleras oscuras adquieren un cierto desgaste, de buen aspecto, un “look retro”.

Tinta cubriente al agua

Otra de las ventajas de las tintas a base de agua es que no requieren mayores cuidados especiales, puede lavarse a mano o lavadora y el diseño puede ser planchado sin ningún problema.

0